Estudiar idiomas en el extranjero puede ser barato.

El mayor beneficio de asistir a una escuela de idiomas en el extranjero para el estudiante de idiomas informal, es el hecho de que está inmerso en la lengua y la cultura de otro país. Si lo piensas bien, es como hacerlo todo por ti mismo, siempre y cuando uno tenga la motivación y la voluntad de estudiar y practicar en lugar donde no encontraremos a mucha gente que hable nuestro idioma, lo que es una motivación más. Como todos sabemos, nada en la vida es completamente gratis, pero con un poco de ayuda y asesoramiento el gasto no tiene que ser muy grande, sobre todo si disfrutamos de una beca o ayudas estatales.Apple, Educación, Escuela, Conocimiento, Manzanas, Rojo

Quizás el mayor gasto sea el viaje, ya que en muchos casos supone la mayor inversión, claro está todo dependiendo del método que usemos para llegar al país de destino, ya que los vuelos puede ser bastante caros. Debemos ser flexibles y paciente en la búsqueda de las tarifas aéreas más económicas, con el fin de obtener el mejor precio y ahorrar. Un pequeño truco es buscar en los mismos vuelos en diferentes momentos del día o trate de intercambiar a las ciudades cercanas y sin fecha fija para iniciar un curso de idiomas, de esta manera puede ser más factible encontrar vuelos económicos.

Donde quedarnos puede ser una preocupación además de ser otro gasto, todo depende del tipo de viaje que realicemos, por lo general los erasmus suelen contar con una residencia en la universidad donde vamos a cursar el semestre, si por el contrario vamos con una beca a una escuela de idiomas de otro país, en algunas ocasiones podemos disponer de residencias y albergues para estudiantes, por otro lado tenemos a los que viajan de intercambio, en este caso nos alojaremos en la casa de otra persona que esté en la misma situación que nosotros pero en nuestro país.

 

About the Author