Cómo formar un grupo de estudios en la universidad

 

Estudiar resulta tedioso y complicado cuando no somos capaces de realizar dicha tarea por cuenta propia. Y es que no todos tenemos la voluntad para sentarnos durante horas a leer, investigar, resolver, analizar y memorizar una clase. Muchas veces, dejamos el cuaderno de lado por no querer estudiar solo. Claro, uno de los factores principales de ésta razón es que necesitamos la perspectiva de otra persona. Por ello, trabajar en grupo te permite compartir una lluvia de ideas que por sí solo es difícil realizar. Y por esa razón que los profesores incitan a los estudiantes a formar grupos para realizar talleres o trabajos, con el fin de garantizar que el estudiante tenga la habilidad de desenvolverse en un grupo de personas. No obstante, no todos tenemos el talento para saber cuándo tener la iniciativa de buscar un grupo. En este artículo te diremos cómo forma un grupo de estudio en la universidad:

 

1.- Busca a las personas: Suena tonto, pero es el primer paso para lograrlo. El grupo se conforma de personas y si es tu primer día –y no conoces a nadie– lo mejor que debes hacer es romper el hielo y entablar conversación con las personas que tengas a tu lado. Si no sabes que decirle, empieza con presentarte y sugerir la idea de formar un grupo para estudiar el tema dado. De esa forma, hay grandes posibilidades que la persona le diga a otras y puedan formar un grupo.

2.- Asegúrate que las personas del grupo tengan la misma misión que tienes tú: De nada te va a servir si las otras personas del grupo sólo quieren reunirse para hablar de cualquier tema que no esté relacionado con la materia, porque implicará que pierdas tiempo y no puedas estudiar.

3.- Compartan datos de contacto: Si no tienes cómo comunicarte con ellos, nunca podrán planificar las reuniones. Así que comparte tu número telefónico, email o cuentas por redes sociales.

4.- Planifiquen los horarios de estudias: No todos tendrán el mismo tiempo disponible que tienes tú, por ello deben planificar –entre todos– un día y una hora específica para que puedan asistir todos.

5.- No dudes en poner tu opinión sobre la mesa: La idea de formar un grupo es que puedan compartir ideas, tips y sugerencias para garantizar que puedan manejar la materia. Por ello, si te mantienes callado, quedarás cómo un simple espectador. Atrévete a hacer preguntas, dar tu opinión y corregir cuando sea necesario.

About the Author