¿Qué es el acero inoxidable?

 

Está compuesto en su mayoría de cromo y níquel u otro compuesto necesarios para asegurar una capa protectora superficial autorregenerable la cual proporciona una resistencia a la corrosión aun cuando se encuentre expuesto a la humedad. Sin embargo, esta capa puede ser afectada por algunos ácidos, ocasionando que el hierro sea atacado y oxidado por mecanismos intergranulares o picaduras generalizadas. Algunos tipos de acero inoxidable contienen además otros elementos aleantes; los principales son el níquel y el molibdeno.

Además es más fácil de limpiar que otros tipos de aceros lo cual hace que tenga una superficie mucho más brillante y dura por  la acción de ácidos o gases corrosivos y mantienen esa resistencia durante largos periodos a temperaturas extremas.

Comparación con otros aceros

Es un material cuya simpleza se compara con los otros tipos de acero ya que todos comparten en su aleación una cantidad en su mayoría de hierro y un pequeño porcentaje de carbono, pero que indudablemente es diferente a los demás gracias a sus propiedades y características, al igual que a sus ventajas como su gran estética y resistencia al calor.

Descubrimiento del acero inoxidable

Fue creado y descubierto a comienzos del siglo pasado, se trató de un descubrimiento fortuito lo que hace aún más increíble su existencia y nos facilita la vida en muchos aspectos.  En la actualidad se cuenta con un gran número de tipos de acero inoxidables en diversas presentaciones, y con una gran variedad de acabado, dimensiones, etc.

Otros usos

Hay variedades de aceros inoxidables pero los más utilizados en la industria en su mayoría de la electrónica y los electrodomésticos, son los aceros inoxidables martensiticos, fueron los primeros desarrollados industrialmente, los aceros inoxidables ferriticos que son de mediana calidad corrosiva y los aceros inoxidables austeniticos, que son los mejores en la gama de aceros, ya que tienen una excelente resistencia a la corrosión.

Este tipo de aceros son perfectos para la industria medica ya que por sus características y compuestos químicos y físicos, son ideales para el progreso en la medicina y tecnología, estos aíslan y protegen de cierta manera alimentos y bebidas, ayudan en la cirugía y trasplantes de órganos, en la investigación y desarrollo de la industria electrónica, los cuales seguirán ayudando en la vida cotidiana del hombre y por qué no a su evolución y crecimiento tanto en la industria como en la construcción de edificios y monumentos.

Foto de Guivisa

 

 

 

About the Author