El mantenimiento de las cañerías en buen estado

El mantenimiento de las cañerías en buen estado puede evitar la proliferación de insectos como las cucarachas, de igual forma sirve para eliminar malos olores, acaba con gérmenes nocivos para la salud y lo más importante y fundamental de todo, previene la aparición de posibles obstrucciones y las complicaciones derivadas de que se encuentren sin la limpieza adecuada.

Con el simple mantenimiento de las cañerías en buen estado es sumamente importante, nos recuerdan desde la empresa de desatrancos en Madrid Grupo Montejano, ya que la red de tuberías comienza acumular restos de cal, residuos de alimentos y de otras sustancias, las cuales van a impedir el paso de caudal para el que están previstas, produciendo de este modo olores desagradables por el estancamiento que presenta, y finalmente el consabido atranco, por lo que el dicho mantenimiento de las cañerías es esencial para evitar malos ratos.

Debemos mantener un buen estado en nuestra cañerías, y la solución para ello es muy sencilla, muchísimas veces creemos que es imposible eliminar esos malos olores que provienen de las cañerías. En algunas ocasiones, lo que se produce son ruidos extraños, especialmente al momento de abrir y cerrar los grifos. Ahora bien, en la mayoría de los casos, la solución a estos problemas es sumamente sencilla, incluso para aquellos que no están muy familiarizados con las reparaciones en casa.

Usualmente, los residuos quedan atrapados en los sifones, es decir, esos tubos que tienen forma de S o P el cual, une el desagüe con la tubería como tal y que sirven para impedir la salida de los gases al exterior. Mas sin embargo, no obstante, cuando los restos se acumulan en el tubo, estos se descomponen y de este modo, generan olores los cuales se expanden de forma muy fácil por toda la casa.

Muchas veces, cuando cerramos las llaves de paso por un largo tiempo, suele entrar aire a las cañerías. Y entonces, es esto lo que provoca que, al momento de abrir nuevamente el grifo, vayamos a notar sonidos extraños e incluso, que hasta el agua salga turbia. Estos incidente se debe a que la corriente, está arrastrando a su paso, no solo a las burbujas de aire que se han quedado en las tuberías, sino también el oxido y la suciedad, los cuales, se han podido acumular durante el tiempo que ha estado cerrada la instalación. Muchas veces, el aire puede quedarse retenido y así, producir ruidos constantemente.

 

About the Author