La histórica Fuenlabrada de los Montes

Hoy viajamos por Fuenlabrada de los Montes, en Extremadura, un paseo donde la naturaleza es protagonista y podemos apreciar los paisajes más hermosos de España.

 

Al llegar a esta localidad lo primero que llama la atención es su imponente casco histórico, donde la arquitectura típica de la zona aún se mantiene en pie en los edificios que rodean la plaza principal. El color predominante es el marrón, como si de tierra seca se tratase, y las casas carecen de terraza, algo que empezó a implementarse con el paso de los años.

 

Si prefieres pasear y aprovechar tu tiempo practicando senderismo puedes aprovechar la ruta que va hasta la Piscina Natural de la Pretura, que no es muy difícil y permite seguir caminos bordeados por madronas, jaras y encinas, y termina en una suerte de lago artificial donde se puede descansar en bancos o realizar un día de campo, inclusive cuenta con parrillas. Los fines de semana están repletas de gente.

 

Las aves y animales son una de las principales ventajas de las rutas de senderismo, ya que podremos ver de cerca algunas criaturas que en otras zonas sería imposible pero que aquí se han acostumbrado, en cierto punto, a la presencia humana.

 

También puedes aprovechar un vehículo y viajar hasta la Reserva Nacional de Caza, con animales que descansan al costado de la carretera y una localidad exclusiva llamada Villarta que cuenta con una antigua iglesia y callejuelas antiguas típicas en los pueblos de Extremadura.

 

Otras atracciones de Fuenlabrada de los Montes incluyen Castilblanco, el valle de Santiago y la Villa de Guadalupe.

 

La ciudad más importante que podemos visitar alrededor de Fuenlabrada es Herrera del Duque, aquí hay hoteles de primer nivel y buen servicio gastronómico, y está muy bien comunicada con nuestro primer destino así que es una buena opción para planear con tiempo nuestras vacaciones en la región.

 

 

About the Author