La hermosa y exótica Ballyvaughan en Irlanda

Irlanda alberga un pequeño pueblo de gran encanto que merece una visita, especialmente por aquellas personas que aprecian en gran medida la biología y la botánica: Ballyvaughan. Localizado en el condado de Clare, el nombre de la aldea en cuestión se debe al gaélico Baile ua Bheachain, cuyo significado es nada más ni nada menos que “la residencia de O’Vaughan”.

Es importante considerar que cada año concurre a este lugar una gran cantidad de especialistas en diversas ciencias naturales, ya que en el territorio de la población se pueden encontrar numerosas especies de flora exótica, tales como plantas árticas, alpinas y mediterráneas. Haciendo de este lugar un importante paraje representativo de los encantos que se pueden encontrar a todo lo largo y ancho de Irlanda, visitar Ballyvaughan es una experiencia que cada viajero debe vivir al menos una vez en su vida o por lo menos incluirlo en tu circuito por Europa.

El clima de Ballyvaughan es muy similar al del resto del país, aunque se caracteriza por la presencia de abundantes vientos. Las temperaturas en la zona oscilan entre los cinco y los diez grados durante todo el año, sin dejar de mencionar que tanto la humedad como las precipitaciones son altas. Si tienes la posibilidad de visitar este pueblo podrás descubrir numerosos atractivos. Siendo uno de los más destacables The Burren. Se trata de un espacio en el que se pueden encontrar monumentos, centros eclesiásticos y piezas de más de seis mil años de antigüedad.

Otros atractivos de esta población son: las islas de Aran, las cuevas Aillwee, la perfumería The Burren Perfumery & Floral Centre (la más antigua de toda Irlanda), la fortaleza Caherconnel Stone Fort, el Burren Exposure, la galería Burren College of Art y el maravilloso Newtown Castle. Por último, es imposible no hacer referencia a que Ballyvaughan se constituye como un sitio ideal para hacer compras.

About the Author