Jarras térmicas

jarraLas jarras térmicas más económicas que nos podemos encontrar en el mercado son unos pequeños envases que nos recuerdan un poco a las cantimploras que los niños llevaban antes cuando jugaban a ser exploradores. La parte que se tiene que asegurar de que el líquido se mantengan a la temperatura adecuada, bien sea caliente o fría, suele estar fabricada con poliestireno expandido, o como se suele llamar a veces, “corcho blanco”, aunque en realidad no es corcho sino un material sintético derivado el petróleo. Se cubren las paredes de estas jarras térmicas de fabricación barata con un cilindro de este material, que hace las funciones de aislante y por lo tanto los líquidos fríos tardan más en calentarse, mientras que los líquidos calientes se enfriarán mucho más despacio que si los lleváramos en un vaso normal. El calor puede aguantar durante un tiempo de entre ocho y diez horas, mientras que el frío suele durar un poco menos, entre unas cinco y unas ocho horas.

 

About the Author