El idioma del presente y el futuro

 

Cuando elegimos aprender un segundo idioma, en seguida nos viene a la cabeza el inglés, una lengua de gran repercusión histórica tanto a nivel académico como a nivel laboral, su conocimiento nos va a permitir desarrollarnos también como personas, ya que el conocimiento y la cultura hacen crecer al ser humano. Pero no debemos quedarnos solo en el idioma “british”, la mayoría de los expertos en recursos humanos señalan la importancia de aprender chino como la gran puerta a infinidad de oportunidades en el mundo laboral.

Con más de 1.200 millones de habitantes, el chino es el idioma más popular del mundo, ocupando el segundo lugar como lengua más utilizada en Internet, siendo la lengua oficial de la segunda potencia económica mundial. Expertos señalan que en tan solo unos cuantos años más el chino se convertirá en la lengua oficial de todo el continente asiático. Es un hecho que a día de hoy que el idioma chino está destinado a equiparse en cuanto a importancia y utilidad al inglés en cuestión de tiempo. Su aprendizaje, aunque sea complicado, nos reporta una serie de ventajas tanto a nivel personal como a nivel laboral.

Es cierto que iniciarse en un nuevo idioma es complicado, el chino no va a ser menos, pero que no cunda el pánico, imposible no hay nada en este mundo. Está sobradamente demostrado que aprender una nueva lengua desarrolla nuestra memoria, potencia la creatividad y facilitad la capacidad de realizar varias tareas al mismo tiempo. Nos ofrece la oportunidad de conocer una nueva cultura y unas costumbres desconocidas hasta la fecha, cuando decidamos ir a pasar unos días de vacaciones al continente asiático vamos a poder comunicarnos con gente cuya lengua materna es el chino y esto nos reportará una satisfacción enorme.

Igual de beneficioso que es para nuestra mente aprender un nuevo idioma, lo es también para el entorno laboral. El aprendizaje de chino abre multitud de puertas en el mundo laboral, cada vez existen más empresas que valoran que sus trabajadores sean conocedores de este idioma así como futuros candidatos a ocupar una plaza vacante.

Teniendo en cuenta que China es la segunda potencia económica mundial, es de suma importancia para las grandes empresas estrechar lazos con el gigante asiático para que así en el futuro puedan cerrarse acuerdos laborales que reporten grandes cantidades de dinero para la empresa. Ahora solo falta dar el último paso y adentrarnos de lleno en el aprendizaje de un idioma que no es tan difícil como parece. En el chino no existe género ni plural y los tiempos verbales son mucho menos complejos. Su máxima dificultad radica en los ideogramas o signos gráficos y en su fonética. Debemos tener todos presente que el Chino es el idioma del presente y del futuro.

About the Author