Despacho de pan

Hoy en día, para poner un negocio hay que tener en cuenta la inversión necesaria, y de ahí que en este artículo te proponga un despacho de pan, que es un negocio diferente a la panadería tradicional.

En un despacho de pan tú no haces el pan, sino que se lo compras a una empresa panificadora a bajo precio, a la que vas todos los días a comprarlo, para venderlo después a tus clientes, con un buen margen de beneficio.

Para poner el despacho de pan sólo necesitas un local pequeño y una furgoneta que puedes comprar en el mercado de segunda mano a un precio muy bajo, aprovechándote de la crisis que ha hecho cerrar el negocio a muchos autónomos.

La inversión es mínima y el negocio está casi asegurado, ya que no vas a vender un producto de lujo, sino barras de pan que son necesarias para comer a diario, y a un precio menor que el de las panaderías de tu zona.

Visto en:   franquiciarmiempresa

About the Author