Control de plagas

Como muchos ya sabemos, cuando hablamos de plagas, nos referimos a una población de organismos que, al crecer en forma descontrolada, causa daños económicos o trasmite enfermedades a las plantas, a los animales o hasta a la misma humanidad. Entre algunos de los ejemplos de plagas, tenemos: al gusano barrenador, el picudo del algodonero, la roya del café, los roedores entre otros.

Ahora bien, se habla de plaga cuando ese organismo afecta en un alto grado los intereses de las demás especies vivientes, sobre todo la de nosotros los seres humanos, ya que podría afectar directamente todo lo relacionado a las necesidades básicas del ente afectado, como la salud, la alimentación y el abrigo. Asimismo, en casi todos los casos, la magnitud de los daños está asociada tanto en la biología propia de ese organismo como al crecimiento desmedido de su población.

Pero ¿Cómo podemos identificar a las plagas? La identificación precisa de las mismas, es sumamente necesaria para un programa efectivo y preciso del manejo de esos organismos que conocemos como plagas, nunca se debe iniciar un programa de control de plaga hasta poder confirmar la identificación correcta de la plaga, es decir, cual es el tipo de plaga al cual nos enfrentamos. Y esto se debe a que, mientras más se conoce sobre la plaga y sobre los factores que influyen en su desarrollo y su expansión o multiplicación, el manejo de las mismas será muchísimo más fácil, muchísimo más exitoso y menos costoso.

De igual forma, la identificación correcta, va a permitir conocer cierta información básica, tales como el ciclo de la vida, el estado más destructivo, y cuando es mucho más susceptible de ser controlado.

Sin embargo, la empresa de control de plagas de Madrid Desinfecciones Exterminator nos da algunas pistas para que puedas identificar las plagas:

  • Las características físicas de las plagas
  • Las características físicas de las plagas
  • Su ciclo biológico
  • El objetivo del manejo de la plaga

 

No cualquier organismo existente, puede ser identificado como plaga y tratado de igual forma, hasta que no se demuestre lo que realmente es, esto se debe a que una especie puede ser una plaga en algunas situaciones pero en otras situaciones no. Y es por ello que hay que estudiar muchas características para poder, de esta forma, identificar a las plagas. Como por ejemplo, el ciclo de vida entre otras cosas, para poder aplicar el control de plagas de la forma adecuada.

About the Author