Aprende a preparar ginebra casera

Hacer ginebra en casa es algo más simple de lo que te pudieras imaginar, la verdad es que, solo es una bebida con alcohol que tiene aroma a enebro, precisamente eso es todo lo que vamos a hacer a continuación.

La base podría ser un vodka, esta es otra especie de bebida destilada que proviene de la cebada, y se le puede aromatizar haciendo uso de unas cantas bayas de enebro y también de otras especias y hierbas, las cuales se encargan de que quede inconfundible. Nosotros podemos utilizar las porciones que deseemos, de esta forma vamos a darle mayor personalidad a la ginebra.

Ingredientes a utilizar

Entre lo básico, podemos mencionar unos 750 ml de vodka, y tambien unas dos cucharadas de bayas de enebro (se puede decir también: un puñado)

Otros ingredientes para complementar pueden ser: una cucharadita de semillas de cilantro, unos tres granos de pimienta negra, un poco de cardamomo verde, un poco de semillas de hinojo, una hojita de laurel, limón rallado (podría ser la mitad de uno), la mitad de una naranja rayada, una rama de lavanda, una ramita de romero que este muy fresca, un poco de vainilla, etc…

Para la preparación utilizaremos una botella de litro, una de 750 ml, unos cuantos filtros de café y coladores.

Preparación de la ginebra

Se debe de verter el vodka dentro de una botella, se puede usar un recipiente, pero debe de ser hermético, luego añadir bayas de enebro, y todos los ingredientes. Recuerda lavarlos primero y quitarles toca posible impureza.

La botella debe de tener una capacidad de aproximadamente un litro. Luego la agitamos y la guardamos en un lugar donde este fresco, seco y que no le llegue para nada la luz del sol. Dejar unas 3 semanas, al final dependerá del aroma que queremos que tenga.

Cuando haya pasado ese tiempo, se debe de filtrar la ginebra y colar, no debe de quedarle ningún tipo de residuo sólido. Para comenzar, podemos usar el colador que sea normal, posteriormente se puede usar el filtro de café, esto con la finalidad de que atrapar hasta las partículas que sean más finas.

Luego, haciendo uso de un embudo, se debe de agregar todo el contenido en una botella limpia, y ya con esto la ginebra está totalmente lista. Con la práctica y el pasar del tiempo, podremos elegir mejor la cantidad de ingredientes a utilizar para obtener la ginebra ideal.

About the Author